Hipospdias

La Hipospadias es una malformación del pene que consiste en una alteración de la uretra y el prepucio. En algunos casos, se presenta también una curvatura ventral del pene.

En esta patología, el meato de la uretra se encuentra ubicado en la línea media del pene, fuera del glande. Puede localizarse desde la base del pene en su unión con el escroto, hasta el surco por debajo del glande. Como parte del mismo defecto, el prepucio se encuentra abierto en su parte ventral o inferior.

En los casos de Hipospadias más complejos, donde el meato está más cerca de la base, es común notar la curvatura del pene hacia ventral o hacia abajo en grado variable.

Los casos más graves o Hipospadias Proximales tienen alterada la implantación del pene en relación al escroto, consistiendo en algunos casos en Desordenes de la Diferenciación Sexual (DSD).

Atención integral

Diagnóstico personalizado

Equipo multidisciplinario
Equipo multidisciplinario

Resultados de excelencia

Preguntas Frecuentes

Las causas de la Hipospadias son desconocidas. Es una patología más frecuente en prematuros y en hijos de madres que tuvieron algunas alteraciones hormonales durante el embarazo.
El diagnóstico de Hipospadias se realiza en el momento del nacimiento, durante el primer examen físico. En los casos más graves, puede ser necesario un análisis hormonal y cariotipo.
En los casos más leves puede no ser necesaria ninguna corrección, o sólo un cierre del defecto prepucial sin necesidad de corregir el meato. En los defectos más distales que no tienen curvatura peneana, se puede operar el pene por razones estéticas, ya que la Hipospadias no conlleva ningún problema funcional. Los paciente con pene corvo y/o meato proximal se operan para que en el futuro puedan tener relaciones sexuales con normalidad, usar un preservativo y orinar de pie como cualquier niño.
La cirugía de Hipospadias requiere de distintas etapas según el tipo de defecto. La reconstrucción del prepucio se realiza en los casos distales y da un aspecto postoperatorio de un pene casi normal. En general, en Hipospadias complejas no se reconstruye, ya que parte de su tejido se utiliza para la corrección de la uretra y el niño finaliza la cirugía con el aspecto de una circunsición. La uretroplastia consiste en la creación del segmento de uretra faltante para que el meato llegue a la punta del pene. En algunos casos complejos, es necesaria más de una cirugía para corregir el defecto (cirugía en etapas). La plástica del pene consiste en lograr un pene sin curvatura. Para lograrlo, en algunos casos se requiere el injerto de material protésico.
En el equipo del Hospital Italiano sugerimos que la corrección quirúrgica se realice a los 8 meses de vida, por distintas razones: • Como la mayoría de las correcciones requieren la colocación de una sonda vesical que debe permanecer alrededor de 10 días, es mucho más sencillo su manejo si el niño se encuentra aún con pañales. • El postoperatorio en niños pequeños es mejor tolerado que en niños más grandes. • El niño no tiene recuerdo posterior de la cirugía ni de la sonda cuando se opera en edad temprana. Además, cuando tenga conciencia suficiente para reconocer su cuerpo, el defecto estará resuelto. • En los casos en los que se requiere más de una cirugía, entre una y otra deben pasar al menos 6 meses. Por lo tanto, al comenzar a temprana edad, la segunda cirugía se realiza también durante la etapa de uso de pañales.
La mayoría de las Hipospadias distales requieren sólo una cirugía y, en general, el resultado estético y funcional es excelente. Si es un caso grave, se puede requerir una nueva cirugía para alcanzar el resultado esperado.

Para más información, reservá un turno y recibirás asesoramiento personalizado

Quiero hacer una consulta