Enuresis

Se denomina Enuresis a la micción (acto de orinar) accidental en las/os niños que deben ser capaces de tener un control de su vejiga a los 4 años de edad durante el día y a los 6 años durante la noche.

Puede ser frustrante y vergonzoso para las/os niños y para su familia pasar por ese momento. Por eso, abordamos esta problemática desde un enfoque integral, basado en el acompañamiento y el diálogo.

Atención integral

Diagnóstico personalizado

Supervisión las 24 horas
Intervención adecuada

Seguimiento a largo plazo

Preguntas frecuentes

Los tipos de Enuresis que existen son: • Enuresis Diurna o incontinencia de día. • Enuresis Nocturna o incontinencia de noche. • Enuresis Nocturna Primaria, cuando el niño/a nunca logró contenerse y se hace pis desde que dejo los pañales. • Enuresis Nocturna Secundaria, cuando el niño/a estuvo seco en un principio y, por algún motivo, comenzó a mojarse otra vez.
La Enuresis Nocturna puede afectar alrededor de un 20% en niños de primer grado y 17% en niñas de la misma edad. Alrededor del 15% de las/os niños de 5 años de edad tienen esta patología y, a los 8 años, lo padecen aproximadamente el 7% de las/os niños.
Con el tiempo, la gran mayoría de las/los niños se curan solas/os, aunque existen excepciones o pueden existir enfermedades asociadas que requieran ser tratadas con anterioridad para que la Enuresis, en lo posible, desaparezca. Por año, se cura aproximadamente un 15% de niñas/os afectados por Enuresis. Es necesario tener en cuenta la edad y saber que, si se opta por no hacer ningún tratamiento, se pueden curar solas/os.
Existen múltiples factores involucrados y numerosas teorías que buscan explicar por qué un niño/a moja la cama de noche. Algunas razones posibles son: • Vejiga de pequeña capacidad. • Sueño profundo o desordenes en el sueño. • La existencia de un problema en el funcionamiento de la hormona que ayuda a regular el volumen de orina. • Antecedentes familiares. • Que el niño/a este tomando alguna medicación que cause Enuresis. • Diabetes. • Aspectos psicológicos.
La Enuresis puede causar tanto problemas físicos (por ejemplo, irritación en zona genital) como problemas emocionales. Es decir, el niño/a puede sentir malestar, vergüenza y frustración debido a la suciedad de la ropa o cama. La madre y/o padre también puede sentirse avergonzados o sentir enojo por esta situación. Es muy importante no transmitirle esto al niño/a, ya que puede empeorar su estado de ánimo.
No, la Enuresis no es dolorosa para los niños/as.
Al momento de concurrir a una consulta con el médico/a del niño/a es importante tener presente todas las dudas e inquietudes que tenga tanto él/ella como la familia para aprovechar la visita, contribuir a la solución del problema y sentir seguridad y tranquilidad. Algunas de las preguntas pueden ser: • ¿La Enuresis desaparece sola? • ¿Qué tipo de tratamientos existen? • ¿Hay medicamentos para tratarla? • ¿Qué es la alarma y como se usa? • ¿Qué podemos hacer en casa para ayudar? • ¿Necesita ir al psicólogo? • ¿Dónde podemos obtener más información?
Durante la consulta por Enuresis, el médico/a va a realizar preguntas sobre el niño/a con este problema, sus antecedentes, su entorno familiar, entre otros temas. Algunas de esas consultas pueden ser: • ¿Cuánto tiempo hace que se hace pis en la cama? • ¿Desde cuándo comenzó a mojarse de noche? ¿Desde que dejó los pañales o desde una situación particular? • ¿Tiene alguna enfermedad? • ¿Toma alguna medicación? • ¿Hay antecedentes familiares de Enuresis? • ¿Realizó ya algún tratamiento médico para la Enuresis? • ¿Usó alguna vez alarma? • ¿Cómo orina durante el día? ¿Se moja la ropa interior? • ¿Tuvo infección urinaria alguna vez? ¿Fue con fiebre o sin fiebre? • ¿Es constipado? Es decir, ¿tiene problemas para ir de cuerpo?
Por lo general, los casos de Enuresis Nocturna se diagnostican con una completa historia clínica y examen físico. Además de dialogar con el niño/a y si familia, el médico/a puede pedir los siguientes estudios para descartar causas de Enuresis: • Cartilla miccional. • Examen de orina. Y, en algunos casos, un laboratorio para descartar diabetes: • Ecografía de los riñones y vejiga. • Flujometría miccional con electromiografía. Una vez obtenida toda la información necesaria, el médico/a se reúne con el niño/a y su familia para evaluar los resultados y deliberar las mejores opciones de tratamiento.
La Enuresis Nocturna tiene lugar en un 20% en niñas/os de hasta 5 años. Un gran porcentaje se debe a una alteración del sueño y la gran mayoría se cura sola/o antes de la adolescencia. Es muy importante no castigar o intentar disciplinar al niño/a, ya que no puede controlar la incontinencia porque está dormido. En un 15% de niñas/os afectados al año, este problema desaparece solo.
De acuerdo a cada caso en particular, el tratamiento puede incluir medicamentos, entrenamiento de la vejiga, alarma, abordaje psicológico, programas para mejorar la micción, entre otros.
Las opciones de tratamiento que existen son las siguientes: • Refuerzo positivo: es un entrenamiento en que el niño/a tiene que tomar la menor cantidad de líquidos posibles después de las 18 horas, comer dos horas antes de irse a la cama con un vaso de agua y hacer pis justo antes de dormir. • Hormona anti-diurética: es un medicamento que solamente viene en comprimidos. Durante los primeros 15 días, el niño/a debe tomar 1 comprimido de 0,2mg justo antes de irse a dormir. El equipo médico evalúa la respuesta y, si es negativa porque se sigue mojando todas las noches, se aumenta a 2 comprimidos. Existe un gran porcentaje de niños que no responden a este medicamento. Si el resultado es positivo, se mantiene la dosis del medicamento durante 3 a 4 meses y luego se baja gradualmente hasta suspenderla por completo. Una vez suspendido, la Enuresis puede regresar. • Alarma nocturna: es un pequeño dispositivo que se adhiere a la ropa del niño o a la cama y que suena cuando el líquido (orina) entra en contacto con él. Una vez que el niño/a se despierta, va al baño solo o acompañado por su madre o padre. La alarma es útil en niños/as que suelen despertarse durante la noche, para que se puedan dar cuenta solos/as sin despertar a toda la familia. Este dispositivo tiene un 75% de efectividad entre los 3 y 4 meses.
El Hospital Italiano de Buenos Aires cuenta con el Centro de Incontinencia Urinaria y Fecal Infantil (CIUFI) para tratar a los niños/as con Enuresis, desde un enfoque tanto físico como emocional y psicológico. El CIUFU está integrado por un equipo multidisciplinario de profesionales médicos (Pediatra, Cirujano Infantil, Urólogo Infantil y Psiquiatra Infantil) y enfermeras. En el CIUFI hacemos una cuidadosa evaluación física y psicológica, un interrogatorio al niño/a y su familia, y estudios completos (Ecografía y Flujometría). Esto nos permite determinar las causas y el tratamiento de manera personalizada. El primer paso es siempre un diagnóstico preciso. Nuestro equipo de médicos especialistas y enfermeras están a disposición desde el primer momento para ayudar al niño/a y su familia y guiarlos durante todo el proceso, respondiendo todas las inquietudes y conteniendo a cada integrante. En el CIUFI hemos tratado y ayudado a superar miles de casos. Lo importante es no dejar pasar el tiempo y acudir ante los primeros síntomas.
La Enuresis Nocturna suele ser molesta, avergonzante y frustrante tanto para el niño/a que la padece como para su madre, padre y/o familia, y ambas partes son parte del tratamiento y solución de este problema. Por eso, es fundamental un diálogo honesto y fluido con el médico/a y seguir todas las recomendaciones para colaborar desde el hogar.

Para más información, reservá un turno y recibirás asesoramiento personalizado

Quiero hacer una consulta